Image

La unidad de arritmias cardiacas y marcapasos provee estudios diagnósticos para el tratamiento de los ritmos cardiacos rápidos (taquicardia) y de los ritmos cardiacos lentos (bradicardias).

También ofrece estudios y tecnología avanzada para diagnosticar su problema cardiaco en relación al sistema eléctrico de su corazón y además, ofrecemos curación por medio de estudios electrofisiológicos y terapia de ablación.

De igual forma, ofrecemos los servicios de implante de marcapasos, desfibriladores automáticos y resincronizadores cardiacos mediante nuestro laboratorio de electrofisiología y realizamos programación de su marcapasos para que realice su vida normal.


Servicios que realizamos:

  • Diagnóstico y Tratamiento de Arritmias.
  • Marcapasos Definitivos Unicamerales y Bicamerales.
  • Desfibrilador Automático Implantable.
  • Resincronizador Cardiaco (Marcapasos Tricameral).
  • Estudio Electrofisiológico y Ablación con Radiofrecuencia.
  • Estudio Electrofisiológico y Crioablación.
  • Sincope.

¿Qué es una arritmia?

Las arritmias son problemas de frecuencia cardíaca o del ritmo de los latidos del corazón. Durante una arritmia el corazón puede latir demasiado rápido (taquicardia), demasiado lento (Bradicardia) o de forma irregular.

La mayoría de las arritmias son inofensivas, pero algunas pueden ser graves e incluso poner en peligro la vida. Cuando el corazón late demasiado rápido, demasiado lento o de forma irregular, es posible que no pueda bombear suficiente sangre al resto del cuerpo. La falta de circulación de la sangre puede causar daños en el cerebro, el corazón y otros órganos.

Su corazón es capaz de bombear sangre sin trabajar más de lo necesario. Para ayudar a que esto suceda, su corazón tiene un sistema eléctrico que garantiza que se contraiga (bombeo de la sangre) de manera ordenada. Las arritmias son causadas por problemas con el sistema de conducción eléctrica del corazón.

Diversos factores pueden causar irregularidades de los latidos del corazón. En algunas personas, las arritmias son un defecto congénito, es decir, nacen con este problema. Algunas enfermedades como infarto del miocardio, la presión arterial alta, crecimiento de corazón, entre otras pueden contribuir a las arritmias. Además, el estrés, la cafeína, el tabaco, el alcohol, bebidas energéticas, drogas y algunos medicamentos de venta libre para la tos y los catarros, pueden afectar al ritmo natural de los latidos del corazón.

 

Principales factores de riesgo

Las arritmias son más comunes en personas que tienen enfermedades o problemas de salud que debilitan el corazón, como los siguientes:

  • Infarto del Miocardio.
  • Insuficiencia cardíaca o miocardiopatía (crecimiento de corazón), que debilita el corazón y altera la forma en que los impulsos eléctricos se desplazan por el corazón.
  • Tejido cardíaco que es demasiado grueso o rígido, o que no se ha formado normalmente (cicatriz o hipertrofia).
  • Válvulas cardíacas que tienen fugas de sangre o están adelgazadas, las cuales hacen trabajar demasiado al corazón y pueden causar insuficiencia cardíaca.
  • Anomalías cardíacas congénitas (problemas presentes al nacer) que afectan la estructura o el funcionamiento del corazón. También es posible encontrar arritmias en pacientes con corazón aparentemente normal.

Otros problemas de salud que también pueden elevar el riesgo de sufrir arritmias son los siguientes:

  • Presión arterial alta.
  • Infecciones que lesionan el músculo cardíaco o el pericardio (bolsa que rodea al corazón).
  • Diabetes, que eleva el riesgo de sufrir presión arterial alta o infartos del corazón.
  • Apnea del sueño (respiración superficial o detenida durante el sueño), principalmente pacientes muy obesos.
  • Hipotiroidismo o hipertiroidismo (exceso o falta de hormona tiroidea en el cuerpo).

Muchas arritmias no causan signos ni síntomas por lo que les llamamos silenciosas.

Cuando hay signos o síntomas, los más frecuentes son los siguientes:

  • Palpitaciones (sensación de que el corazón late muy rápido, con mucha fuerza o bien, referido como aleteo). Algunos pacientes llaman a esto “ya me dio la taquicardia”.
  • Latidos lentos (Bradicardia)
  • Latidos irregulares.
  • Pausas entre un latido y el siguiente.

 Los signos y síntomas que pueden indicar gravedad son:

  • Ansiedad.
  • Debilidad, vértigo y mareo.
  • Desmayos o sensación de estar a punto de desmayarse.
  • Sudor.
  • Sensación de falta de aire.
  • Dolor en el pecho.

Las arritmias pueden diagnosticarse utilizando las siguientes técnicas:

  • El electrocardiograma es el estudio más eficaz para diagnosticar una arritmia. Permite registrar las corrientes eléctricas que produce el corazón y determinar el tipo de arritmia que padece y en muchos casos la localización especifica dentro del corazón. Este se debe realizar en el momento en que la arritmia esté presente.
  • El Holter ofrece una lectura continua de la frecuencia y el ritmo cardíaco durante un período de 24 horas (o más). El paciente lleva puesto un dispositivo de grabación (el monitor Holter), que se conecta a pequeños discos de metal denominados “electrodos” que se colocan sobre el pecho. Con ciertos tipos de monitores, el paciente puede pulsar un botón de grabación para registrar el ritmo del corazón en cuanto tiene los síntomas. Los médicos pueden estudiar el registro grabado, en una computadora, el tipo de arritmia y algunas características de la misma.
  • También es posible conocer el ritmo cardiaco con sistemas de monitoreo de mayor duración como los Holter Implantables, que son dispositivos pequeños que se colocan debajo de la piel en la grasa que se encuentra en el torax con una herida de aproximadamente 1 cm y permite evaluar el ritmo cardiaco durante aproximadamente 3 años.
  • Los estudios electrofisiológicos generalmente se realizan en un laboratorio de cateterización cardíaca. Se introduce un tubo largo y delgado denominado “catéter” en una vena o arteria de la ingle hasta llegar al corazón. El catéter capta los impulsos eléctricos del corazón permitiendo obtener un mapa de su sistema de conducción eléctrica (electrocardiograma tomado desde el interior del corazón). Esto permite determinar el tipo de arritmia y dónde se origina. Durante el estudio, los médicos pueden administrar impulsos eléctricos controlados para ver cómo reacciona el corazón, pueden administrarse ciertos medicamentos para determinar cuáles logran eliminar la arritmia. Cuando se descubren las vías de conducción eléctrica que producen la arritmia, pueden enviarse ondas electromagnéticas a través del catéter para destruirlas por medio de calor muy similar a lo que produce el horno de microondas.

 

¿Cómo se trata la arritmia?

Cuando es tratado en el servicio de urgencias, a menudo la primera medida para tratar la arritmia es la administración de medicamentos antiarrítmicos, tales como adenosina, digitálicos, beta-bloqueadores y bloqueadores de calcio. Otros tratamientos incluyen las intervenciones transcatéter, los dispositivos implantables y la cirugía (en casos extremos).

  • La taquicardia ventricular y la fibrilación ventricular pueden tratarse mediante la colocación de un desfibrilador automático implantable (DAI), dispositivo que administra estimulación eléctrica rápida del corazón o una descarga eléctrica intensa, para restablecer el ritmo normal del corazón.
  • En algunos casos de frecuencia cardíaca baja, se utiliza un marcapasos electrónico. Más pequeño que una caja de fósforos, el marcapasos electrónico se implanta quirúrgicamente cerca de la clavícula, el hueso que se encuentra en el hombro. Las pilas del marcapasos suministran la energía eléctrica que actúa como el marcapasos natural del corazón.
  • La ablación por radiofrecuencia:

Este es un procedimiento en el que se utiliza un catéter y un dispositivo que permite obtener un mapa de las vías de conducción eléctrica del corazón. Se utiliza anestesia local, se introduce un catéter por una vena de la ingle hasta llegar al corazón. Utilizando ondas electromagnéticas de alta frecuencia, los médicos pueden destruir (ablación con radiofrecuencia) las vías de conducción responsables de la arritmia con un porcentaje muy alto de probabilidad de curación.

Recuerde: Las arritmias deben ser tratadas por médicos Cardiólogos con especialidad en Electrofisiología Cardiaca el cual le recomendará la mejor opción de tratamiento con medicamentos o bien le ofrecerá curación con la realización de un Estudio Electrofisiológico y Ablación con Radiofrecuencia o colocación de un marcapasos definitivo con funciones especiales de acuerdo a lo que usted necesita. No dude en acudir a la Unidad de Arritmias y Marcapasos.